miércoles, 5 de julio de 2017

Una imagen vale más que mil sentencias





Nosotros condenamos a todos los responsables

 ¡a todos!  
¡a todos! 

estén a la luz o amparados en la sombra,
les condenamos, al mismo sufrimiento que ellos han provocado  ayer a las víctimas, familiares y amig@s, y digo ayer porque el dolor siempre es reciente
y más aún les condenamos, por los que rezan y recuerdan cada día de sus vida,  por los que lloran con las lágrimas ya secas y el corazón encogido, por sus amig@s, familiares, que hoy y siempre hasta que eshalen su último suspiro, sentirán en carne propia la impotencia y la vergüenza ajena de una sentencia edulcorada para unos como sentimos tras estas vidas segadas sin sentido y tan severas muchas veces para otros que reclaman  el derecho de expresarse

A los que el juez les condenó;  podrán estar en una cárcel vip con sauna y televisión, podrán salir en libertad,
 pero en el corazón de las personas de bien ya nunca, nunca serán libres, nunca podrán ser perdonados, nunca podrán ser protegidos, solo, por siempre, eternamente condenados, despreciados

¡Que las vidas segadas pesen por siempre sobre sus cabezas como losas!

¡Que las monedas quemen sus manos!

¡Que ni los gusanos aprovechen sus restos!

¡Así sea!

No hay comentarios:

Publicar un comentario